martes, enero 04, 2011

Good times 2 Latin_America D.I. Bank predicts


El BID augura otro año de repunte económico para Latinoamérica
Publicado por la Agencia Xinhua, China
Washington, 4 de enero-
La economía de América Latina crecerá en 2011 entre un 4,5 y un 5 por ciento y mantendrá el repunte iniciado en 2010, año en el que la región logró una progresión en torno al 6 por ciento, según el informe anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Los cálculos del BID superan los pronósticos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), que considera que las economías de los países latinoamericanos en su conjunto avanzarán un 4,2 por ciento en este año, y del 4 por ciento estimado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Según Luis Alberto Moreno, presidente del BID, Latinoamérica “vivirá un buen año 2011 desde el punto de vista económico”, que será liderado por países como Perú, Chile y Panamá, cuyo crecimiento estará entre el 5,5 y el 7 por ciento, mientras en segunda línea aparecerán Brasil, México, Paraguay, Argentina, Uruguay, Colombia y República Dominicana, todos con una previsión superior al 4,5 por ciento.
De acuerdo con la agencia de noticias Xinhua, Moreno reveló que para los próximos 12 meses el BID se ha fijado ambiciosas metas dirigidas a reducir la pobreza y la desigualdad, la adaptación al cambio climático, la sostenibilidad ambiental, las energías renovables, la integración regional y la competitividad del sector privado y las ciudades sostenibles.
En 2010, el banco aprobó un récord de 170 proyectos, cinco más que en 2009, por un total de 12.900 millones de dólares, 3.000 millones menos que el pasado año, en un esfuerzo por reducir la pobreza y la desigualdad y promover el crecimiento sostenible en la región.
Los países de la región se recuperaron en gran medida de la crisis en los pasados 12 meses, en el transcurso de los cuales el porcentaje de la población en la pobreza cayó al 31,9 por ciento contra el 33,1 por ciento en 2009. Sin embargo, 180 millones de latinoamericanos y caribeños aún viven bajo la línea de la pobreza.
Un tercio de los préstamos concedidos por el BID en 2010 fueron para las 19 economías más pequeñas de la región, y la media anual aumentó de 6.200 millones dólares entre 2001-2005 a casi 11.000 millones para el período 2006-2010.
Los aportes a la cooperación técnica no reembolsables también siguieron creciendo, al llegar a un total estimado de 512 millones de dólares, 41 por ciento más que en 2009.
El presidente sostuvo que, pese a la devastación causada por los terremotos en Haití y Chile y otros desastres naturales que azotaron Guatemala, Colombia, Ecuador, Venezuela y Brasil, la región sorteó con relativo éxito los efectos de la crisis.
"Al cerrar el 2010, el pronóstico de crecimiento de América Latina y el Caribe es mayor que el de las economías desarrolladas", subrayó.
También destacó que las instituciones financieras, monetarias y fiscales del área son mucho más sólidas; los recursos naturales que demanda el mundo son abundantes en Latinoamérica; y la política social ha registrado avances.
"La economía política de la región nos muestra a gobiernos democráticos de distinto signo que han adoptado, con un enfoque muy pragmático, políticas macroeconómicas eficaces", comentó.
No obstante, dijo que América Latina y el Caribe deben hacer frente a numerosos desafíos de desarrollo en áreas que incluyen la equidad social, la educación, la productividad, la integración, la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático.
A principios del 2010, los gobernadores del BID aprobaron la ampliación de su capital, por lo que la institución cuenta ahora con recursos para enfrentar las necesidades de desarrollo de los países.
Según los términos del aumento aprobado en marzo por la Asamblea Anual del BID en Cancún, el capital del Banco se incrementará de 101.000 millones de dólares a 171.000 millones en los próximos cinco años.